Adiós Lima


Adiós Lima

No me gusta la palabra adiós… pero hoy es inevitable no decirla. Es un día muy triste para mi, el ser que apareció en mi vida de repente, ayer se fue de repente.

Parece mentira como puede llegar a quererse tanto en tan poco tiempo, en poco más de un mes, consiguió robarme el corazón de tal manera que ahora, que no va estar nunca más conmigo me ha dejado un hueco inmenso en él.

El nacer y el vivir en la calle le pasó factura, aún siendo joven, su hígado estaba muy deteriorado. Me siento orgullosa y feliz por haberle dado la oportunidad de poder vivir sus últimos días dignamente, en un hogar. Donde se le ha dado y ha tenido la oportunidad de dar (que tenia mucho) amor.

Estas situaciones me hacen pensar mucho, ya que es lo único que apetece hacer cuando te invade tanta tristeza. Al principio, os decía que no me gustaba la palabra adiós, y así es… pero si me gusta despedirme… es algo que mi profesión me ha enseñado. Ya que hoy estas… pero mañana ¿quién sabe?. Por eso es importante que nos despidamos siempre, con amor, sin conflicto, porque mañana quizás sea demasiado tarde.

Parar a pensarlo un momento, porque algo tan sencillo como eso, puede hacernos sufrir tanto después… No dejéis de decir todo lo importante que es para vosotr@s esas personas, cuanto las queréis y despediros siempre.

Quiero despedirme con una frase, una frase que va siempre conmigo, que quiero compartirla para que la tengáis siempre con vosotr@s, es un pequeño verso de Machado ampliado por Ismael Serrano.

“Hoy es siempre todavía, toda la vida es ahora.
Y ahora, ahora es el momento de cumplir las promesas que nos hicimos.
Porque ayer no lo hicimos, porque mañana es tarde. Ahora.”

Adiós Lima … y como alguien me  dijo esta mañana… Seguro que estas en el cielo de los gatos buenos… Que seas muy feliz.

Lima2




Hay 1 comentario

Add yours