Paletas heladas con moras silvestres y coco


Paletas heladas con moras silvestres y coco

Durante el mes de agosto he salido varios días a recoger moras, durante el año espero este momento, es fantástico ir a la montaña y regresar a casa con la recolecta de esos pequeños grandes frutos que te ofrecen muy buenas sensaciones en el paladar y te transportan cerrando los ojos al bosque.

moras

Las moras silvestres  son los deliciosos frutos de un arbusto, la zarzamora, muy apreciados en repostería por ser la manera tradicional de conservar las virtudes de una baya perecedera pero a la vez tan interesante por las propiedades medicinales debidas a algunas de las sustancias que contienen.

En general, las bayas silvestres son buena fuente de fibra; ayudando a mejorar el tránsito intestinal,  también contienen potasio, hierro y calcio, taninos de acción astringente y diversos ácidos orgánicos. Ricas también en vitaminas C y A. Sin embargo, lo que en realidad caracteriza a estas frutas es su abundancia en pigmentos naturales, los conocidos flavonoides (antocianos y carotenoides). Los flavonoides son antioxidantes de interés medicinal, presentes en otras sustancias vegetales como el té verde. Los flavonoides protegen las células de los daños ambientales ocasionados por radiaciones y/o contaminantes de tipo acumulativo, pero también ejercen una acción preventiva frente a accidentes cardiovasculares al ayudar a mantener bajos los niveles de colesterol LDL (colesterol malo), e incluso tienen un ligero efecto antiinflamatorio útil en enfermedades articulares.

COMO ELEGIRLAS Y CONSERVARLAS

Se recolectan desde agosto hasta el mes de septiembre. Se conservan durante 7 a 10 días en unas determinadas condiciones de temperatura y humedad relativa. En casa, se las debe conservar en el frigorífico, donde permanece en óptimas condiciones hasta 3 días.

Al elegir este tipo de frutas es conveniente fijarse en su color, ha de ser brillante e intenso. Deben encontrarse firmes al tacto y secas, ya que las blandas y húmedas se estropean antes. Se suelen deteriorar por deshidratación, rajado de los pequeños granos que las forman o enmohecimiento.

Normalmente el aroma acompaña al aspecto del alimento y suelen ser frutas muy perfumadas.

No se deben adquirir los frutos que no estén maduros pensando que ya madurarán en casa, ya que esto no sucederá. Tampoco es conveniente adquirirlos demasiado maduros ya que pierden su jugo.

COMO CONSUMIRLAS

La mejor manera de aprovechar los beneficios de las moras es consumirlas frescas, pero como esto no es posible durante todo el año, podemos congelarlas (al descongelar siempre se pierde algo de la estructura del producto, se rompen algunas fibras y la presencia no es la misma, pero es un buen método para una larga conservación) o deshidratarlas al sol , en el horno a una temperatura inferior a 43º o en una deshidratadora.

Acostumbro a tomarlas junto a un muesli en el desyuno, solas entre horas, añadiendolas a mis jugos o como os cuento hoy, bien fresquitas en una paleta helada.

 

paleta moras

 

INGREDIENTES:

  • Agua de coco con pulpa
  • Moras

ELABORACIÓN:

  1. Elegimos un molde para hacer nuestra paleta.
  2. Lo llenamos de agua de coco y moras
  3. Congelamos durante unas 2 horas.
  4. ¡Disfrutamos!

Mis chic@s siempre están dispuest@s a probar todo lo que hago 🙂

paleta moras niños

 

Hay 1 comentario

Add yours