Tarta crudivegana de coco y limón


Tarta crudivegana de coco y limón

¡Estoy súper contenta!

El domingo hice mi primera tarta crudivegana y quedó deliciosa. Lo mejor, que les encantó a mi familia y se sustituyeron los dulces llenos de grasas poco saludables y cargados de azúcar refinado por un alimento vivo, lleno de nutrientes y con beneficios para la salud.

Cuando digo “alimento vivo”, me refiero a alimentos crudos, que en la elaboración se han utilizado técnicas que conservan y aumentan al máximo sus propiedades originales. Estan llenos de vida y nos aportan energía, vitalidad y bienestar.

¡Un placer para los 5 sentidos!

Veréis que es muy sencilla de elaborar y gustará muchísimo.

INGREDIENTES:

Para la base

  • 250 gr de semillas oleaginosas (yo utilicé almendras, anacardos y nueces)
  • 250 gr de dátiles sin hueso
  • 30 ml de agua mineral o filtrada

Para el relleno

  • 200 gr de coco rallado
  • Zumo de 1 limón
  • 150 gr de sirope de coco, agave o melaza
  • 1 sobre de agar-agar en polvo (4g)
  • 1/2 l de agua

Utensilios

  • Bowls o recipientes de cristal
  • Colador
  • Batidora o procesador de alimentos
  • Molde desmontable
  • Papel vegetal
  • Cazo
  • Termómetro (opcional)
  • Nevera

PREPARACIÓN:

  1. Dejaremos en remojo las semillas oleaginosas y los dátiles (por separado), durante toda la noche o durante unas 10-12h.
  2. Escurrimos y con ayuda de un procesador de alimentos trituramos todo con un poquito de agua hasta obtener una masa que no se nos pegue en los dedos.
  3. Preparamos un molde de tarta desmontable, a mi me gusta poner en la base papel vegetal y  las paredes pintarlas con aceite de coco,  luego es mucho más fácil desmoldarlo.
  4. Ponemos la masa en la base del molde y adaptamos bien con nuestros dedos o una espátula de silicona.
  5. Diluimos el sobre de agar-agar en un poco de agua fría, en un cazo ponemos el resto de agua, añadimos el agar-agar disuelto y  llevamos a ebullición, removemos bien y apagamos. Tenemos que esperar que la mezcla disminuya su temperatura a  40º (podemos mantener el dedo dentro sin quemarnos).
  6. Mientras enfría, mezclamos el coco rallado con el zumo de limón y el sirope.
  7. Añadimos la mezcla de agar-agar y mezclamos bien con ayuda de una batidora o procesador de alimentos, tiene que quedarnos una consistencia fina.
  8. Lo vertemos sobre la base que teníamos  preparada en la tartera desmontable.
  9. Refrigeramos.
  10. En 1 hora más o menos ya se puede disfrutar de esta delicia.

¡No dejéis de hacerla y de contadme que tal ha ido!

tarta raw1

 

Categorías



Hay 6 comentarios

Add yours

Hay 1 comentario