Porra antequerana


Porra antequerana

Con este calor que abruma solo apetecen cosas fresquitas. Hoy he decidido preparar un plato típico de la gastronomía malagueña. En casa lo he tomado siempre y ha sido unos de mis platos favoritos, fuera la época del año que fuera, siempre estaba dispuesta a comerme una porra antequerana.

 

Para los que no la conozcáis os explico un poquito en que consiste, se trata de una sopa fría típica de Antequera, ciudad andaluza de la provincia de Málaga (España). Es una variante del salmorejo cordobés, elaborada con tomates, pan sin corteza, aceite, sal, pimiento verde y ajos. Su nombre deriva del utensilio llamado mazo, o porra, con el que se machacaban los ingredientes en un cuenco. Se suele servir muy fría, acompañada de jamón serrano cortado en daditos y huevo duro. Pero como nosotros estamos sensibilizados y no queremos hacerle daño a ningún animal del planeta veganizamos la porra tradicional y tod@s felices. ¿Qué os parece?

 

Por supuesto, la receta es de mi madre (con algún cambio), no podía dejarme aconsejar mejor que por ella, que para mi ¡hace la mejor porra de todo el mundo mundial!

 

Es muy sencilla, ya veréis. La original utiliza pan blanco tipo pan de pueblo con la miga “apretá” y si es del día anterior mejor, pero yo he querido hacerla con pan de centeno alemán y ha quedado muy rica.

 

Si tenéis robot de cocina os facilitará el trabajo, pero yo en casa lo he visto hacer toda la vida con la batidora de mano, así que… ¡no hay excusas!

 

INGREDIENTES (para 4 personas aproximadamente)

 

  • 500 gr de tomates ecológicos maduros
  • ½ pimiento verde
  • 1 ajo
  • ½ cebolla (opcional)
  • ¼ de pepino (opcional)
  • 250 gr de pan de centeno alemán
  • 5 ml de vinagre de vino o de manzana
  • 1 cucharadita de sal marina sin refinar
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

 

PREPARACIÓN:

 

  1. Lavamos, pelamos y cortamos las verduras. Los tomates podemos escaldarlos para pelarlos con más facilidad.
  2. Introducimos las verduras en el robot o en el vaso de la batidora, les ponemos la sal y el vinagre y trituramos
  3. Después añadimos el pan, que si está muy duro remojaremos previamente en agua y escurriremos antes de ponerlo. También podemos dejarlo en la mezcla para que se reblandezca antes de triturar.
  4. Iremos añadiendo AOVE y triturando hasta obtener una crema homogénea, espesa y fina.
  5. Rectificamos de sal si es necesario y ponemos en la nevera para que esté bien fresquita a la hora de comer.
  6. Acompañaremos con un chorrito de AOVE y daditos de tomate, pimiento, pepino… incluso a mi me gusta con semillas de cañamo o levadura de cerveza. Imaginación al poder!



Hay 1 comentario

Add yours