Crema de guisantes


Crema de guisantes

El otro día paseando por el mercado, paré en un puestecito que vendían especias regentado por un señor marroquí. Entre los botes de canela en rama, alhova, cilantro… había unas bolsas con unas bolitas verdes partidas… lo miré bien… ¡¡eran guisantes!! Y me vino a la cabeza la crema que mis pacientes de origen marroquí me dicen que comen.

Tal sería la expresión de mi cara, que se me acercó el tendero y me dijo: “¿quieres que te cuente como hacemos la crema de guisantes?”.

Él me contó como hacerla y hoy os la enseño a vosotr@s. Es muy sencilla y en estos días fríos apetece.

La bissara o besara es una de las sopas típicas de Marruecos. Se trata de un puré de habas secas perfumado con aceite de oliva y ajo. Está la versión con guisantes secos que queda algo más suave o incluso con la mezcla de habas con guisantes.
Existe un refrán popular marroquí que dice: “es tan pobre que sólo come bissara”. Es decir, se trata de un plato completo.

Los guisantes secos destacan por su riqueza energética, debido a su abundante contenido en hidratos de carbono (almidón en su mayor parte) y en proteínas vegetales. El contenido en grasas en comparación con el resto de nutrientes energéticos no es relevante. Los guisantes secos son una fuente importe de fibra, más abundante en su piel, y el la que le confiere la textura rígida y dura. Sobre el resto de legumbres destaca su contenido en vitamina B1. De otros nutrientes (variedad de vitaminas del grupo B, hierro, calcio, potasio y fósforo), los guisantes contienen cantidades interesantes, aunque en menor medida, si se compara con otras legumbres.

Comentaros que la casa Biográ comercializa guisantes secos ecológicos, que son la mejor opción, pero claro… aquel vendedor del mercado fue tan agradable que no pude resistirme a comprar los suyos!

¿Os animáis a hacerla?

INGREDIENTES

250 g de guisantes secos

3 dientes de ajo

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cuchara sopera de comino en polvo

Agua de mar

Agua mineral

ELABORACIÓN

-Ponemos en remojo los guisantes durante una noche.

-En una olla ponemos el aceite, los ajos laminados y cuando empiecen a dorarse añadimos el comino (con cuidado que no se queme).

-Escurrimos los guisantes y los ponemos en la olla.

-Añadimos el agua hasta cubrirlos bien. Dependiendo de la cantidad de agua que pongamos quedará más o menos espesa.

-Tapamos y dejamos hervir hasta que estén tiernos, aproximadamente 1 hora (removeremos de vez en cuando).

-Trituramos bien y ya tenemos nuestro puré.
Al servirlo, podemos añadir un chorrito de aceite y espolvorear con comino y/o pimentón.

شهية طيبة! (Buen provecho! ;-))




Hay 1 comentario

Add yours